Nº11: lA VIDA

Hace ya años, hace quizás muchos años que me hago una pregunta, ¿Qué es la vida?¿Para qué que vivimos?¿Qué sentido tiene nuestra existencia, la mía, la tuya, la de cada uno de nosotros?

          

Primero nacemos. En ese momento nadie sabe qué estaremos haciendo dentro de diez, veinte, cincuenta años, quizás ni llegamos a los cincuenta y la muerte se nos ha presentado antes, pero es igual, el caso es que nadie sabe nada.

            Algunos empezaran a dibujar con talento, otros se empezarán a distraer dándole patadas a un balón, es indiferente, cada uno de nosotros tendrá seguramente alguna afición, vocacional o impuesta, pero hará algo, por más pequeño que sea ese algo.

            Sean cuales sean nuestras primera líneas de este cuento, lo normal, y hablo de una sociedad civilizada y ordenada, es que con aproximadamente cinco o seis años vayamos a la escuela. Puede que en nuestra misma clase haya gente que se parezca a nosotros, y puede que en ese mismo espacio de cuarenta metros cuadrados haya compañeros que no tengan en absoluto nada que ver con nuestra forma de ser o de pensar, pero todos vamos a parar al mismo lugar.

            Seguimos creciendo, comparándonos con los demás de una manera que ni siquiera llegamos nunca a cuantificar, pero involuntariamente terminamos siendo seres que siguen el proceso establecido, que hacen lo que se tiene que hacer a la edad que se tiene que hacer, de una manera que cualquiera puede valorar con esa frase que tanto se repetirá seguramente en nuestras vidas: "Estás haciendo lo correcto". Y que yo me limito a definir como "Estás haciendo lo que hacen todos".

            Normalmente, siempre que hacemos lo que hacen todos, será lo correcto. En un primer momento lo único que tendremos que lograr es pasar desapercibidos entre los demás, tratar de atender mínimamente en el aula, progresar en nuestro aprendizaje a un ritmo semejante al de nuestros compañeros de batallas y no destacar demasiado, ni para bien ni para mal. Quizás tenemos un talento extraordinario para hacer algo distinto a sacar dieces sobre una hoja de papel, o quizás somos completamente inútiles hasta para sacar un miserable cinco en primero de primaria, pero lo que normalmente hará que todo el mundo esté orgulloso de nosotros será mantenernos en la línea, seguir las pautas y, dentro de estas, tratar de ser lo más brillantes posibles. Sabemos perfectamente que en el 99% de los casos eso hará que nuestros padres estén satisfechos, y si lo están estaremos tranquilos. "Estamos haciendo lo correcto"

            Nuestro camino continúa y las cosas se van complicando. Ya no es tan sencillo sacar tan buenas notas como antes si antes estábamos en el TOP5 de nuestra clase, ya no será tan sencillo aprobar si antes estábamos en el TOP10 en la cola, y cada vez recibiremos más palos y desencantos si somos de aquellos que a las primeras de cambio lo dejamos estar y lo mandamos todo a la mierda, pero todos, y absolutamente todos, sabemos cuál debe ser nuestro objetivo, aprobar el curso. Cueste lo que cueste.

 

            Nos vamos haciendo mayores, nos empezamos a hacer preguntas. Las primeras suelen ser sencillas, ¿Inglés o francés?¿Fútbol o baloncesto?¿Me gusta Carlos o me gusta Jordi?. La vida, el curso de nuestras primeras vivencias, nos ha enseñado lo que tenemos que hacer: mirar a nuestro alrededor. Y en la mayoría de los casos lo hacemos.

            Pedimos opinión a nuestros padres, a nuestros abuelos, a nuestros mejores amigos, e incluso apoyamos esa opinión en las decisiones de los demás. Hago inglés porque mi grupito de amigos hará ingles, elijo fútbol porque creo que soy mucho mejor que en baloncesto y así me lo han hecho saber, me quedo con Carlos porque en realidad me gusta más.

            "Mi amiga Carol me dice que lo haga, mi amiga Sara me dice que es un cabrón y que es mejor que me vaya con Jordi. En realidad lo que pasa es que a Sara también le gusta Carlos. Menuda puta, me lo quiere robar. Que le den, me voy con Carlos y encima invito a Carol a dormir a mi casa"

            Por primera vez la realidad nos ha traicionado y no nos hemos dado cuenta. Quizás lo que pasa es que a Carol le gusta Jordi y su amiga es mucho más guapa, así que se la quita del medio. Quizás Sara es en realidad una gran chica y solo quiere lo mejor para su amiga, o puede que nunca lo sepamos, pero por primera vez nos habremos equivocado, no hemos entendido que a veces tenemos que hacer lo que nos dice nuestra cabeza, nuestro corazón y olvidarnos del mundo. Tenemos que hacer lo que nosotros, y solo nosotros decidamos, para bien o para mal.

            La vida nos va dando ejemplos de esto continuamente, a veces nos damos cuenta, otras no, pero son solos simples avisos, simples situaciones que de momento no nos van a llevar a plantearnos la gran pregunta como es debido: ¿Qué es la vida?

            Seguimos creciendo. Llega un punto en el que nos dicen que tenemos que seguir estudiando, tenemos que seguir luchando, tenemos que ser hacia adelante. Ese estudio, esa lucha, ese "adelante", suele ser el instituto, posteriormente se convierte en universidad. También pueden ser esos años en los que hemos bailado con cierto talento en el grupo de danza del pueblo, y nos dicen que no es el momento de dejarlo. O incluso, por primera vez nos hemos planteado si realmente nuestros padres tienen razón o no en todo lo que nos pueden aconsejar, pero lo primero que nos condiciona la respuesta es ver al resto, a nuestro alrededor, y veremos si lo mejor es seguir escuchándolos o hacer lo que hacen otros.

           A veces hemos visto otras cosas, otras maneras de seguir con nuestro camino. En este caso hablaré de mí diciendo que a veces me he preguntado si yo sería realmente bueno en algo que nunca he practicado, por ejemplo golf, tenis o en alguno de esos deportes raros que salen por la tele. ¿Quién sabe? quizás tengo un don para ese deporte, llamado Bobsleig creo, que consiste en fregar el hielo para hacer que una boya se detenga en el centro de un círculo. Pero mi vida es la que es, y es probable que siempre me quede con esa duda.

            Llegando a las puertas de la madurez, en aquella que nos empiezan a decir "¡Te has hecho mayor!¡Ya eres todo un hombre!" somos perfectamente conscientes de lo que en teoría será lo correcto. Nuestra vida debería ser algo así:
            Terminas el bachillerato, con nota alta a ser posible. Entras en una carrera que te guste, pero si tienes dudas elije la más difícil, arquitecto, médico, ingeniero...son las que suenan mejor y te proporcionarán más dinero. Una vez hayas terminado, con nota a ser posible, encuentra un trabajo, un buen trabajo, un trabajo que te proporcione todo lo que necesites a cuarenta años vista. Simultáneamente a todo esto, deberías encontrar al amor de tu vida, casarte, tener un hijo, o tres, así tu madre se sentirá todavía más orgullosa. Críalos siguiendo todos estos mismos pasos, y cuando llegues a los sesenta, siendo el capataz de una gran empresa, bufete, o especialidad médica en alguna clínica privada de renombre, podrás jubilarte y disfrutar de tus últimos años con la paz y el orgullo de haber cumplido con todas las etapas que algún día te dijeron que eran las correctas. Si además de todo, consigues tener éxito, mucho éxito, mejor todavía. Habrás sido un gran ejemplo para todos aquellos que te miren desde abajo sin saber lo que van a hacer mañana.

            Creamos o no, queramos o no, este es el relato que todos tenemos como biblia de lo que nos hará ser felices al final, cuando estemos en las últimas, eso que muchos llaman "Ser feliz". La gran felicidad es esa, hacerlo todo así, "Si lo consigo seré feliz".

            De alguna forma u otra, la mayoría de todos los que hemos tenido estos pasos en la cabeza, hemos tratado de sacar pecho de ella. Cuando alguien encuentra el "gran trabajo", "el gran amor de su vida" o logra una matrícula de honor en aquella carrera tan complicada, nos sentimos felices de saber que estamos logrando todo aquello que nos propusimos, aunque yo hablaría más de estar logrando todo aquello que nos propusieron o estaba bien visto en la época en la que nos tocó nacer. Y si encima, los que están a nuestro alrededor todavía no lo han logrado, mucho mejor. No nos engañemos, la sociedad en la que vivimos nos ha convertido en esto sin quererlo ni beberlo y ahora ya no hay marcha atrás.

            En un pequeño inciso, a día de hoy, todo eso que se ha quedado ligeramente anticuado, o que fruto de una época en la que ya no hay sillas para todos se ha vuelto utópico, podemos comparar ese pequeño "Lo estás haciendo bien" con un visitante más a tu último video de Youtube, con una frase que has colgado en Facebook y que ha alcanzado los cinco "me gustas" (cada uno a su nivel), o con un "follower" que se ha añadido recientemente a tu lista de conquistas.

            Como vemos que no podemos lograr "La gran victoria", nos conformamos con hacer de ella un cúmulo de pequeñas batallas ganadas para no perdernos en el camino de la felicidad eterna. Es normal, es así, así lo hacen todos, así es como debemos mirar hacia adelante. "Estas haciendo lo correcto".

            Conozco muchas personas que le dicen a alguien completamente perdido "Que haga esto. Es lo mejor que puedes hacer. Es lo correcto". La persona que recibe el mensaje pensaba que era así, y necesitaba que alguien se lo dijera, simplemente. Su camino hacia la felicidad eterna sigue en pie, lo está haciendo bien, cree.

            La persona que se lo ha dicho veía que con ello podía ayudar a alguien, hacerlo feliz, sentirse bien de paso. Su camino hacia la felicidad eterna sigue en pie, lo está haciendo bien, cree.

            Y yo no soy nadie para decirle que no. No soy nadie para decirle a nadie lo que tiene o no tiene que hacer. Eso está más que claro. Pero en muchas ocasiones, todas aquellas personas que caminan por esto que llamamos vida, se lo preguntan, como yo, ¿Para qué nacido?¿Qué tengo que hacer?¿Qué es la vida? Y si algo puedo decir con la mano en el corazón y extrapolando conclusiones que han sido fruto de las mil y una veces que he tropezado en este correoso camino, es que estoy seguro de que la vida no es nada de lo que nos dijeron que teníamos que hacer. No es ninguna pauta de las que nos vimos obligados a seguir, no es ningún consejo barato para seguir adelante, no es ir aprobando exámenes, no es ser el tipo más popular de Facebook, no es levantarse cada día por la mañana tratando de seguir pedaleando en la cuesta y no es ni siquiera pensar que existe esa felicidad eterna e infranqueable. No, no es nada de eso, por descontado.

            Hay gente, mucha gente, que no estará de acuerdo, y sinceramente solo puedo decir que lo entiendo, que entiendo que no lo estén, que entiendo que cumplir esos pasos puede ser su vida, lo que de verdad les hace palpitar y sentir bien. Puedo decir que lo comprendo todo completamente. Pero también puedo asegurar que todavía hay muchos que se lo siguen preguntando, a escondidas, en su mente, cuando caminan hacia el trabajo, cuando pasean junto a su pareja, cuando tratan de hacer que esos macarrones se queden al punto, y se despistan divagando por su cabeza y los terminan escurriendo sabiendo que están demasiado blandos.

            No quiero sacar pecho, no quiero parecer algo que no soy, ni siquiera quiero tratar de ayudaros, ni como he dicho antes, quiero decirle a nadie lo que tiene que hacer, más que nada porque sólo cada uno de nosotros tenemos dentro las repuesta a todo eso, no la tiene nadie más que nosotros. Pero os quiero contar lo que tras veinticuatro años de vida puedo deciros sobre esto que denominamos como vida.

            Yo he seguido todos los pasos hasta ahora, de una forma que podríamos llamar casi ejemplar. Yo sacaba buenas notas de pequeño, yo seguía aprobando en el instituto, yo pase limpio el bachillerato e incluso me metí en una carrera de ingeniero. A los veintitrés años la terminé y me detuve en el camino. En ese momento, justo en ese momento, es cuando empecé a vislumbrar una explicación a la gran pregunta, a mi gran pregunta, ¿Qué es la vida?.

            Tantos años haciéndolo todo bien, haciendo lo correcto, haciendo lo que debía hacer para de repente darme cuenta de que muchas de aquellas cosas habían resultado en vano.

            Sabía que no tenía nada que decir sobre mi hoja de servicios, todo era lo que esperaban de mi, tenía el visto bueno de mis padres, de mi familia, de mi pareja, de mis amigos, probablemente desde su punto de vista lo estaba haciendo bien. Claro, es normal. Todos tenemos momentos buenos y malos, pero en lo que respecta a la columna vertebral sigue prácticamente impoluta.

            Recuerdo que cuando había terminado la carrera estaba asqueado. Tenía la sensación de haber perdido cinco años, cinco años respondiendo correctamente sobre un papel, cinco años esforzándome por aprender cosas que sabía que iba a olvidar, cinco años luchando, ganando batallas. Finalmente me tocaba hacer el proyecto de final de carrera, que se puede llamar así, y también se puede llamar como aquello que de alguna forma valora y cuantifica todo lo que has aprendido hasta el momento.

            Mi proyecto final fue una absoluta mierda. La presentación fue un dolor de cabeza constante. Era todo una gran patraña, una gran basura, yo lo sabía. Pero si no trataba de aprobar, todavía sería peor, y tendría que invertir seis meses más de mi vida en algo que no tenía ni pies ni cabeza. Terminé la faena con un seis, pero me daba igual que fuera un cinco o un diez, eso no servía para nada. Eso no respondía a la gran pregunta, ¿Qué es la vida?.

            Recuerdo una conversación con mi padre. Yo seguía trabajando de camarero y ganando lo suficiente para poder salir de fiesta con mis amigos, cenar, pagarme el móvil, incluso el canal plus; pero sabía que algo fallaba. Y no era no encontrar trabajo sobre lo mío. Eso me hace mucha gracia, lo mío, lo que he estudiado, lo mío.

            Él me dijo que me fuera del país, que me marchara, que sería lo mejor para mí. Yo le dije que no, que había tantas cosas, tantas ideas que quería llevar a cabo con el tiempo libre que ahora tenía, que lo único que necesitaba era tranquilidad para hacerlo. De alguna manera recuerdo todo esto pensando que el tenía una parte de razón, y yo tenía la otra parte.

            Seguí avanzando con las cosas que me nacían de dentro, a veces con amigos, a veces en soledad... valoré cada una de todas ellas, pero sentía que algo se me seguía escapando y empezaba a saber porqué. Siempre trataba de pedir ayuda a los que estaban a mi alrededor, de pedir opinión, solo podía saber si algo de lo que hacia estaba bien si tenía una especie de visto bueno a mi lado, mi "Estás haciendo lo correcto" particular. Yo no quería darme cuenta de lo importante que era para mí eso, aún no siendo una persona que necesitara de la aprobación del resto para hacerlo, en el fondo eso marcaba mi motivación.

            Estaba completamente desesperado, sabía que tenía que hacer algo pero no sabía qué era, y no encontraba la respuesta. Nadie podía darme la respuesta, porque la respuesta estaba dentro de mi.

            Terminó el año y tuve la oportunidad de poder escapar de todo aquello, de salir, de seguir mi camino hacia encontrar la respuesta. ¿Qué es la vida?¿Para qué existo?

            Dos años atrás había tenido una idea, una historia me había iluminado los ojos. Siempre me había gustado escribir, pero era algo tan largo, de tanto esfuerzo que a pesar de saber que podía ser una gran hazaña no podía continuar. Tenía demasiada noción de la realidad, todo el mundo giraba a mi alrededor, era imposible parar el tiempo y escribir aquello. Imposible. Trabajo, universidad...de hecho, siempre he tenido la sensación de que si hubiera tratado de llevar a cabo esa novela en aquellas condiciones todo el mundo me hubiera dicho que eso era una absoluta tontería, lo más importante era seguir mis pautas, mi camino, mis estudios y todo lo demás.

            Hablé con mi madre, y hablamos de la posibilidad de irme a Suiza, tenía familia allí y ahorrando un poco acumularía lo suficiente para poder mantener los cuatro gastos que me suponía aquella aventura. Yo me fui a la cama, era muy tarde y no dejaba de darle vueltas incapaz de dormir, y entonces algo dentro de mí me lo dijo. "Si te vas, podrás escribir ese libro. Seguro" Yo no había dejado de pensar en todo aquello del libro durante los dos últimos años y sin yo saberlo era mi gran paso para resolver la gran pregunta, ¿Qué es la vida?    

            Lo vi claro. Todo daba igual, hasta ese momento nada había servido para estar satisfecho. Nunca había podido sacar pecho de lo que había logrado, jamás dije que tenía una licenciatura de ingeniero gratuitamente, porque en el fondo yo no me sentía como tal. Eso era cosa de otros, no de mí.

            Me marché. A última hora tenía una posibilidad de trabajo en Barcelona y doy gracias a dios para que me rechazaran. Doy gracias a dios por no haber practicado lo suficiente mi inglés y francés en esos últimos años y así lograr quedar como un charnego en esa entrevista a tres idiomas. Pensaba que ese podía ser al final mi siguiente paso, pero no, sin darme cuenta mi destino ya estaba decidido. Y me fui.

            Llegué a casa de mis tíos, me cedieron una habitación en su vivienda y empecé a experimentar lo que era la soledad. Solo cada día. Sin amigos, sin televisión, solo. Para mí un viernes era un lunes, un sábado era un lunes y todos los días de la semana eran iguales. Solo. Física y mentalmente.

            Al principio dudé, "Marc, vas en serio con esto del libro" me decía, y me daba miedo que todo hubiera resultado para nada. Que al final no lo pudiera conseguir, que pasaran los tres meses legales para estar allí sin trabajo y volviera sin nada.

            "Diviértete y disfruta. Siempre conseguirás levantarte, pase lo que pase" me decía. Y entonces empecé a escribir. Dudaba de todo, cada frase insignificante era un rompecabezas, siempre pensaba que podía hacerlo mejor. Todavía mejor. Esto puede sonar mejor aún.

            Sin darme cuenta aquella historia se había apoderado de mí. Me iba a dormir y no podía quitármela de la cabeza. Me iba a correr y perdía la noción del cansancio. Me sentaba para comer y me mantenía ajeno a las conversaciones.

            Pasó el tiempo y cada vez escribía más y más a menudo. Esa pasión que sentía dentro no la había sentido jamás. En apenas cuarenta días, entre lágrimas, lo había logrado. Había conseguido escribir algo grande, o al menos para mi significaba eso.

            Terminé, y exactamente una semana después, mientras yo valoraba las diferentes opciones de publicación de "Instantáneo", me llamaron para trabajar. Si os soy sincero, no hice demasiados esfuerzos en encontrar un trabajo de lo mío, un par de días, cuatro o cinco emails sin respuesta. Me dieron la posibilidad de trabajar de camarero, y en ese momento estaba realmente feliz. Todo me parecía asombroso. Había conseguido salir de mi férrea zona de seguridad anterior y de repente había escrito un libro, tenía un trabajo, nunca me importó que fuera de camarero o de otra cosa, y tenía un permiso para poder quedarme mucho más tiempo.

            Todo eso se convirtió en un punto de inflexión. ¿Debía volver con mi libro y tratar de conseguir venderlo?¿Debía seguir aquí lamentando no haber hecho lo primero por la distancia? Era difícil.

            La adaptación a un trabajo de una forma que desconocía y en un idioma que no dominada daba pánico. Muchas veces volví a casa de mis tíos pensando en volver, pensando que ya estaba, que ya tenía mi libro y siempre podía volver y tratar de seguir con aquello en mi casa, en mi casa de verdad. Pero algo dentro me decía otra cosa. Me decía que lo importante no era tener éxito con ese libro, el éxito no era para nada lo que me haría sentirme satisfecho. Había descubierto que lo que me llenaba no era eso, era escribir, sentarme ante mi ordenador y dar forma a lo que tenía en la cabeza. Esos cuarenta días solo, escribiendo sin parar, era lo mejor que me había pasado nunca. Nunca tuve la sensación de exclamar a los cuatro vientos que había conseguido escribir un libro, no necesitaba la aprobación de nadie para nada de eso, sentí que el hecho de escribir me hacía completamente feliz, y si volvía, me arriesgaba a perder eso, me arriesgaba a perder la intimidad, la soledad, el silencio para poder seguir haciéndolo.

            Unos meses después vivo solo, en un piso, en el centro de la ciudad. Estoy escribiendo mi segundo libro, la segunda parte de aquella historia incompleta. No tengo internet, no tengo tele, no tengo amigos, no tengo fines de semana. Pero soy feliz, tras muchos años encontrando una respuesta, hoy he entendido lo que es la vida y la disfruto como nunca.

            La vida es ese tiempo desde que nacemos hasta que morimos en el que tratamos de encontrar una pasión inexplicable que le da sentido. No hace falta que nadie más lo sepa, no hace falta que nadie más lo entienda, solo nosotros mismo sabemos que esa respuesta ha llegado. Cuando sentimos que algo es capaz de hacer que el tiempo se detenga a nuestro alrededor, cuando no necesitamos que alguien nos diga que eso es lo correcto, sea lo que sea, sea el día que sea, es cuando de verdad encontramos una respuesta.

            Ahora solo quiero deciros que os olvidéis del mundo, que es olvidéis del pasado, del presente y del futuro, de las pautas, de lo que está bien y de lo que está mal, del éxito y del fracaso, nada de eso importa. Lo único que importa es que algún día, algo, por más remotamente impensable que os parezca, le dé sentido a vuestros días.

           A mí me lo han dado unas hojas de papel en blanco.

 

 

P.D.: Con todo esto no quiero decir que la gente que está a nuestro alrededor y que siempre trata de apoyarnos pase lo que pase, no sea importante para encontrar la respuesta a la gran pregunta. En muchas ocasiones es indispensable sentarnos con nuestros padres, pasear con nuestra pareja o tomarnos una cerveza con nuestros amigos. Lo único que he querido proponer es que cada uno de nosotros tiene un sentido único e individual, y es por eso, por lo que al final, tenemos que buscarlo en nuestro interior.

 

 

 

 

 

            

Escribir comentario

Libro de visitas

  • cristina pino (lunes, 23. septiembre 2013 00:40)

    creo que he entendido que aun puedo preguntarme ¿que es la vida? y hacer alguna cosa que me haga sentirme feliz aun que diste bastante del pensamiento de los 24 años.
    gracias por estas reflexiones

  • Mayra (sábado, 07. diciembre 2013 05:25)

    Woah nelly, how about them aplpes!

  • Daniel (viernes, 09. diciembre 2016 14:45)

    very nice submit, i definitely love this website, keep on it

  • Ceslymn (jueves, 30. marzo 2017 14:54)

    Levitra In Osterreich Rezeptfrei <a href=http://zithromax.ccrpdc.com/order-zithromax-online.php>Order Zithromax Online</a> Avodart Lowest Price Cialis 20 Prix En Pharmacie <a href=http://lasix.ccrpdc.com/cheap-lasix-online.php>Cheap Lasix Online</a> Plavix Levitra Faux Viagra Au Quebec <a href=http://lasix.usamedz.com/best-lasix-online.php>Best Lasix Online</a> Pharmacie Cialis Levitra Acquistare Viagra <a href=http://propecia.mdsmeds.com/propecia-no-prescription.php>Propecia No Prescription</a> Legitimate Cialis Canada Kamagra Sans Ordonnance En Ligne <a href=http://propecia.rxbill7.com/propecia-dosage.php>Propecia Dosage</a> Priligy Ema Amoxicillin For Macaw <a href=http://xenical.rxbill7.com/orlistat-generic.php>Orlistat Generic</a> Kamagra India Site Serieux Achat Cialis <a href=http://accutane.ccrpdc.com/accutane-60mg.php>Accutane 60mg</a> Amoxicillin Makes Me Feel Crazy buy accutane in the us <a href=http://zoloft.ccrpdc.com/low-price-zoloft.php>Low Price Zoloft</a> Cialis Dolores Musculares Provera Dysmenorrhea <a href=http://levitra.ccrpdc.com/levitra-pills.php>Levitra Pills</a> Buy Generic Ciprofloxacin Online No Prescription Amoxicillin Doxycycline <a href=http://levitra.ccrpdc.com/buy-levitra-10mg.php>Buy Levitra 10mg</a> Order Celebrex No Prescription Viagra Arzneimittelgesetz <a href=http://antabuse.ccrpdc.com/order-generic-antabuse.php>Order Generic Antabuse</a> Viagra Principio Attivo Viagra Macht Schlank <a href=http://strattera.mdsmeds.com/buy-generic-strattera-online.php>Buy Generic Strattera Online</a> Anaphylaxis To Amoxicillin Buy Tadalista 20 <a href=http://xenical.mdsmeds.com/generic-xenical-online.php>Generic Xenical Online</a> Levitra 20mg Filmtabletten Preisvergleich Generic Viagra 100 Mg <a href=http://zoloft.usamedz.com/zoloft-buy-online.php>Zoloft Buy Online</a> Clomid Musculation Comprar Viagra Cialis Levitra Medicamentos <a href=http://priligy.rxbill7.com/priligy-100mg.php>Priligy 100mg</a> Discount Stendra Want To Buy On Line Amex Accepted Acheter Cialis Canada <a href=http://clomid.ccrpdc.com/online-clomiphene.php>Online Clomiphene</a> Acheter Kamagra 100mg France Cephalexin Ibuprofen <a href=http://cytotec.rxbill7.com/purchase-cheap-cytotec.php>Purchase Cheap Cytotec</a> Viagra Kaufen Bei Apotheke Viagra Doctissimo Forum <a href=http://cialis.mdsmeds.com/cheap-cialis.php>Cheap Cialis</a> Vente Baclofen Cialis rique <a href=http://prednisone.rxbill7.com/low-cost-deltasone-online.php>Low Cost Deltasone Online</a> Johnson And Johnsontretinoin A .05 Comprar Viagra Fiable <a href=http://cytotec.ccrpdc.com/cytotec-en-pharmacie.php>Cytotec En Pharmacie</a> Cialis Vente Canada Misoprostol How Long Does It Take <a href=http://amoxil.mdsmeds.com/generic-amoxil.php>Generic Amoxil</a> Cialis Original Generico Cheapest Price On Viagra <a href=http://levitra.usamedz.com/levitra-trial.php>Levitra Trial</a> Levitra Achat Generic Propecia Cheap <a href=http://kamagra.mdsmeds.com/generic-kamagra-pricing.php>Generic Kamagra Pricing</a> Levitra Ohne Rezept Mieten Secure Zentel 400mg Ups In Canada Pharmacy <a href=http://viagra.usamedz.com/best-generic-viagra.php>Best Generic Viagra</a> Doc Morris Viagra Alcool Levitra Generico <a href=http://zithromax.rxbill7.com/order-zithromax-in-usa.php>Order Zithromax In Usa</a> Levitra Allergie Buy Silagra From India <a href=http://doxycycline.ccrpdc.com/doxycycline-hyclate-50mg.php>Doxycycline Hyclate 50mg</a> Bentyl 20mg How To Buy Canadian Mail Order Pharmacies To Usa <a href=http://drugsor.com>pharmacy prices for levitra</a> Confezione Viagra Cialis Meccanismo D'Azione <a href=http://clomid.mdsmeds.com/clomid-online-usa.php>Clomid Online Usa</a> Disolving Amoxicillin For Oral Use Levitra Erezione <a href=http://prozac.rxbill7.com/purchase-generic-prozac.php>Purchase Generic Prozac</a> Levitra Headache Tarif Cialis <a href=http://zithromax.rxbill7.com/zithromax-online-store.php>Zithromax Online Store</a> Pharmacy Online Store Keflex Adult Dosage Weight <a href=http://zithromax.rxbill7.com/zithromax-usa.php>Zithromax Usa</a> Prix Du Viagra Generique Vente Cytotec <a href=http://prozac.mdsmeds.com/order-prozac-pills.php>Order Prozac Pills</a> Levitra. Brand Name Bayer.. 20 Mg.

Por favor introduzca el código
* Campos obligatorios