No Habrá Paz para los Malvados **

Urbizu nos trae a cartelera una novedosa cinta con grandes escenas de cine negro, poco común en el monto de películas españolas.

No habrá paz para los malvados nos presenta a un José Coronado en el papel de Santos Trinidad, un policía estancado en su trabajos y en su vida, borracho y con alto cargo de corrupción. En una primera escena maravillosa, de los mejores diez minutos que he visto últimamente, comete un asesinato bajo los efectos del alcohol y descubre que alguien le ha visto. Seguidamente, el film transcurre entre su propia historia buscando al testigo, y lo que casualmente comporta, y la investigación policial del caso.

 

Realmente solo puedo destacar dos partes de la cinta. Una escena inicial prodigiosamente bien filmada, protagonizada, con una buena banda sonora,  con una gran dosis de tensión y el punto de adrenalina. Luego divagamos en una trama que no se concreta demasiado y avanza de forma incoherente, no sabemos donde quiere llegar el director, no entendemos lo que busca, no tiene demasiado sentido. La otra parte destacable es el final, en el que se repite una escena similar a la primera, en cuanto a tensión y adrenalina, pero claro, como hemos visto ya toda la película, no resulta tan interesante.

 

José Coronado hace un papelón, el personaje nos gusta, y nos resulta interesante, creo que la historia se podría llevar mejor a la pequeña pantalla, le podrían sacar mas rentabilidad y contenido. Propongo desde aquí el nuevo estreno de Telecinco "Santos, el brazo borracho de la ley", os aseguro que no irían caninos de share.

 

Por lo demás, decir que está muy bien filmada, muy bien dirigida, pero el guión flojea, no está a la altura del resto.

 

 

Lo mejor: José Coronado, y su última imagen, podría ser incluso mítica. El sonido de los disparos en un buen cine, acojonante.

 

Lo peor: Que se nos hace pesada, nos lía sin sentido y en muchos momentos aburre. Aguanta gracias a Coronado y su primera escena, como la primera bajada del Dragon Khan, pero pierde fuelle...

 

Mi valoración final, un 6