La Piel que habito ***

Pedro Almodóvar nos trae a cartelera este thriller/drama psicológico y sobretodo creativamente inédito con tintes de humor negro.

La piel que habito, un film enigmático, turbio y algo misterioso que nos llevará a la butaca con un plus de atención para que no se nos escape nada. De primeras, comentar que la cinta entra con un tono de película distinta y algo antigua pese a datarse en un futuro próximo, colores muy marcados y toque algo Kubrickiano.

 

Banderas nos abre el telón protagonizando a un cirujano plástico muy amante de su trabajo, obsesivo sería la palabra, ciertamente enigmático , pero que habiendo terminado la pelicula, lo tacharía de "¡casi!, pero no..", porque no consigue meternos su frialdad en el cuerpo, no lo hace longevamente recordable. El resto de actores, como el propio Banderas, están muy a la altura, y se alejan de los estilos primitivos de Almodóvar, no colaría como una película tipicamente española, pese a las sí tipicas escenas de sexo, esta vez, mucho más elegantes y comedidas.

 

La trama funciona con un planteamiento muy interesante y grotesco, dejando todas las dudas y preguntas sobre la mesa, y mostrandonos la fantasía que existe en la mente del manchego, con personajes inanodinos, y una posterior historia que nos costará comparar a algo anterior. A medida que avanza la película, personalmente, he tenido la sensación de que, pese a que jugamos en una liga superior, nada a salido a la palestra como sorpresa mayúscula y la história rueda en la línea de lo estúpido y sin sentido, esperando algo más que no llega, esperando eso que haga pasar de una película bien montada a una gran película.

 

Se queda ahí, dejando el regusto agridulce de haber entendido demasiado y no haber exprimido nada. En conclusión, tenemos la sensación de haber visto algo muy nuevo, pero que nos deja algo indiferentes.

 

La nota de Tope Gama, un 6.3

Libro de visitas

Todavía no hay comentarios.
Por favor introduzca el código
* Campos obligatorios