La Montaña Rusa **

La idea general no es mala, pero la película es demasiado conformista y repetitiva. Los actores son buenos y ayudan a mantener la atención un rato...

No sé que tipo de laguna mental ha sucedido en mi cabeza para decidirme a ver "La montaña rusa". Y no lo digo por faltar, sino porque es la típica película que no le suena a nadie, y además sabes perfectamente que vas a pagar por ver algo simplemente regular.

La única razón, puede ser que después de trabajar toda la mañana, a uno no le apetezca pensar demasiado, y a ver si con suerte se ríe un poco...

 

Los que sabéis algo sobre el largometraje en cuestión, puede que penséis que entré porque salía Verónica Sánchez, y todo indicaba que algun desnudo sugerente caería... no os voy a decir que no era apetecible, pero realmente el impulso me vino de la cabeza y no de más abajo... aunque entre tu y yo, Verónica Sánchez ha mejorado mucho con los años.

El otro lado de la cama marcó una especie de línea en nuestro país, y, a raíz de ello pues pensé que me podría encontrar con algo similar. Tres actores de gran talla, sobretodo los dos masculinos que seguro no me iban a fallar, y una historia como aquella comedia musicalizada que en su momento me divirtió mucho. Pero en "La Montaña Rusa" no encontramos lo mismo ni mucho menos. 

 

Falla desde el principio, al plantear una historia realmente patética, en la que la niña llega a los 25 con la preocupación extrema de no haber echado nunca un "kiki" en condiciones, después de haber echo miles de "Next" en la cama. Según como se lea en el futuro de la película, puedes llegar a pensar una posibilidad de que el director es un pillo y lo ha hecho así a posta. Pero luego ves que no.

Más adelante conoce a Luis, que es un compañero de colegio que aúna todas las cualidades masculinas menos el apetito sexual. Luis le presenta a Lorenzo, que es todo lo contrario. Y supongo que ya os podéis imaginar el resto.

Si os digo la verdad, puedes aguantar 60 minutos de los 90 que dura, bastante bien, de aquella forma pasajera que nos da el cine español, que no pretendes nada y la película tampoco pretende molestarte demasiado. Al final tanta gilipollez de desenlace abruma, y terminas por desear que termine, pensando que ya no te valen ni los planos sexuales.

Yo creo que lo dejo aqui, supongo que os he transmitido mi sentir. Os recomiendo que vayáis a verla si de verdad "Eva" de "Los Serrano" marcó vuestra vida. Si no es así, no tires el dinero.

Un 5