Al borde del Abismo **

Una historia con un planteamiento, nudo y desenlace típicamente americano. Si esperas muy poco de ella, tendrás la suerte de salir satisfecho.

Ya pueden aparecer películas novedosas con historias diferentes o de calidad infalible, pero al final siempre nos quedará alguna típica película americana.

De aquellas que la gente elige sin arriesgar, de manera aleatoria para pasar el rato y sin intención de nada más que rellenar un buen día.

No sé si es este el motivo por el que muchos la han visto, pero sé que es el motivo por el que debería ser vista. Porque no aporta nada nuevo al luminoso mundo del cine creativo.

Un expolicía es puesto en prisión por robar un diamante, hecho que pretende demostrar como falso. Para ello, se sirve con motivo de la muerte de su padre, para escapar y lograr preparar un plan de inocencia. Con la ayuda de su hermano y su pareja, y mediante su exhibición pública en lo más alto de un rascacielos de Manhattan, conseguirá mantener la atención del pueblo para conseguir su meta.

 

Y poco más que eso es lo que podéis imaginar. Tiene unos primeros diez minutos bastante buenos, pero luego se convierte en película de Domingo en la 1 a las 22:00( Con todos los respetos porque de vez en cuando echan alguna decente) , y promete bastante como repetitiva película de domingo por la tarde, le auguro poco más.

Como puntos fuertes podemos destacar planos generales desde el cielo, realmente vertiginosos, y de cara al final sí consigue su función de manera aceptable, nunca para destacarla como película mejor que regular.

Y como dice el subtítulo de esta crítica, a todo aquel que vaya a verla para completar un sábado por la tarde, le compensará sin más.

Para Tope Gama un 5.4